Saltar al contenido

Arroz de calabaza

receta arroz calabaza jamon

La calabaza es un producto de temporada que relacionamos siempre con el Halloween americano, sin embargo el formato en el que estamos más acostumbrados a verla es en crema. En esta receta, la calabaza va a ser el condimento estrella del plato pero no su ingrediente principal ya que en este plato utilizaremos arroz, que como la pasta, es un producto fantástico para absorber el sabor que lo acompaña.

Normalmente los niños no son los mayores fans de la crema de calabaza, así que este es otro modo en el que los niños pueden disfrutar y probar la calabaza en un formato que les parezca más apetecible como el arroz.

La calabaza es un producto de sabor dulce que en esta receta se equilibra con el queso que da cremosidad al plato y el jamón, en este caso, el jamón ibérico de Enrique Tomás que dará la chispa de sabor y le otorgará un sabor más tradicional.

Ingredientes

INGREDIENTES:

  • 300g de arroz
  • 200g de calabaza
  • 50ml de nata
  • 1l de caldo de verdura
  • 100g de queso rallado
  • 150g de jamón ibérico
  • Aceite
  • Perejil
  • Sal

Elaboración

1Si has comprado el caldo hecho o ya lo tenías preparado, lo primero que debes hacer es ponerlo a calentar en una olla.

2Mientras tanto, pon un poco de aceite en una sartén y cuando el aceite esté caliente vierte el arroz para que se dore un poco en crudo, y poco a poco ves añadiendo caldo sobre el arroz, sin que en ningún momento parezca una sopa. Es cuestión de paciencia.

3Si te apetece una receta súper sabrosa, antes del caldo puedes añadir un chorro de vino blanco y dejarlo reducir antes de ir vertiendo el caldo poco a poco.

4Ahora ya es momento de pelar y cortar la calabaza para añadirla al arroz. ¡Cuidado al cortar la calabaza, la piel es muy dura y puedes cortarte!

5Una vez añadida la calabaza, vamos removiendo hasta que el arroz esté tierno, en este momento es el momento de añadir el queso rallado, la nata, un poco de sal, pimienta y un poco de perejil.

Cuidado con la elección del queso, si eliges un queso con un sabor muy fuerte eliminará el sabor del resto de productos, de ahí la frase de: “que no te las den con queso”.

6Una vez lo hayas mezclado todo en la cazuela, ya puedes apagar el fuego. Es hora de servir el arroz en el plato. Una vez servido, colocaremos finas lonchas de jamón ibérico.

El jamón es un producto que en este plato puede funcionar en lonchas o en taquitos, la cuestión es que haya sabor ibérico en cada bocado.

El jamón ibérico, con su intenso sabor contrarresta el dulzor de la calabaza dándole un toque de alegría al plato. Lo colocamos al final de todo de la receta puesto que el jamón ibérico cuando lo calientas pierde ese sabor tan característico que buscamos en cada una de las cucharadas.

Ahora solo falta llevar el plato a la mesa y… ¡a comer!

¿Te falta jamón? Pídelo a Enrique Tomas.
¿Qué te ponemos hoy? Loncha o taquito.