Saltar al contenido
El JAMÓN tiene nombre PROPIO

Beneficios de las bellotas en la alimentación del cerdo ibérico

El jamón ibérico de bellota es todo aquel que se produce gracias a la carne de auténticos cerdos criados y alimentados en nuestra península pero, ¿sabes cuáles son los beneficios de las bellotas en la alimentación del cerdo ibérico? ¡En Enrique Tomás vamos a explicarte qué es lo que hace que su carne sea tan especial!

Caja Degustación Pata Negra Enrique Tomás
Comprar Caja Cata Pata Negra
Libro de La Experiencia del Jamón Enrique Tomás
Comprar La Experiencia del Jamón
Pack la Excelencia del Jamón Enrique Tomás
Pack Excelencia del Jamón Ibérico

Qué beneficios tienen las bellotas para los cerdos ibéricos

Las bellotas son los frutos que producen las encinas y los robles, y que comen los cerdos cuando pastan por las dehesas durante la época de montanera. Este producto tiene un alto contenido en grasas y, por encima del resto de frutos secos, destaca el 80% de ácido oleico que poseen, un componente que también tiene el aceite de oliva.

La alimentación a base de este producto unida al ejercicio que hacen en las montañas y a su capacidad genética de infiltrar la grasa en el músculo da como resultado una carne muy aceitosa y deliciosa. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto no es lo único que comen los cerdos ibéricos con los que se produce el jamón de bellota. Como mamíferos que son, primero se crían con la leche materna hasta que alcanzan los 23 kilogramos de peso y, tras el destete, son alimentados con pienso que, dependiendo de si los ganaderos quieren que hagan la montanera o no, será de dos tipos:

  1. Los cerdos destinados después a la montanera comen un pienso con menos nutrientes pues, una vez alcancen los 100 kilogramos de peso, serán llevados a la sierra.
  2. La dieta de los cerdos que crecerán en la granja está compuesta por un pienso más vitaminado y enriquecido.

beneficios de las bellotas en la alimentacion del cerdo iberico

Y, ¿cuándo comienzan a comer bellotas?

El período de montanera se desarrolla desde mediados de octubre hasta aproximadamente finales de marzo, y es que de nada sirve llevar los cerdos a la sierra en otro momento del año. De hecho, un cerdo solo recibe la denominación de “ibérico de bellota” si ha comido este fruto entre el 15 de octubre y el 31 de marzo pero, no vale que coman bellotas y ya está, ¡tienen que ser de un sitio específico porque también hay una regulación al respecto!

Las dehesas, es decir, el lugar al que se lleva a los cerdos a comer, son espacios muy singulares y con una gran biodiversidad. En España el terreno calificado como “dehesa” se calcula que abarca entre los 3.5 y los 5 millones de hectáreas repartidas entre Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y la Comunidad de Madrid. Dado que el número de parcelas y de encinas es limitado, la producción de cerdos ibéricos de bellota también lo es. Una dehesa debe tener por lo menos 100 metros cuadrados por cerdo y, por lo tanto, como mucho se pueden engordar 700.000 cerdos al año, es decir, solo se puede comercializar un máximo de 1.400.000 millones de jamones y otros tantos de paletas ibéricas de bellota.

La correcta alimentación es vital para garantizar el desarrollo del esqueleto y de los músculos pues tendrán que soportar más y más peso a medida que los cerdos vayan engordando, ¡llegando a alcanzar hasta los 180 kg.! En estas zonas los cerdos se alimentarán de bellotas pero también de raíces, hierbas y todo aquello que encuentren. Al principio, cuando todavía están “delgados”, son llevados a la parte más alta de las montañas, donde devoran todo lo que encuentran. Cuando ya han engullido todo lo que pueden y más, son trasladados lejos para que puedan beber en charcas que generalmente son artificiales y que están colocadas en lugares estratégicos para hacer a los cerdos caminar. Como van a estar de aquí para allá, van a desarrollar la musculatura y, como ya hemos dicho antes, como se mueven infiltran la grasa.

Así pues, poco a poco, los cerdos irán engordando hasta tener un peso de unos 170 o 180 kilogramos, cuando estarán listos para ser sacrificados. La carne que se obtendrá después de todo el proceso de curación es muy rica gracias a los beneficios de las bellotas en la alimentación del cerdo ibérico y para los humanos el consumo de este ibérico tiene efectos muy positivos. Ayuda a reducir el porcentaje del conocido como “colesterol malo” y, además, el porcentaje de ácidos grasos insaturados, mayor que en otro tipo de carnes, hace que su carne sea considerada una de las más cardiosaludables. ¡Elige tu ibérico favorito y disfruta de él siempre que te apetezca!

Y si ahora tienes claro que lo quieres es comprar jamón de bellota, aquí tienes nuestra recomendación personal para empezar a degustarlo:

Resumen
Loncheado de jamón
Opiniones de los usuarios
5 based on 3 votes
Tipo de servicio
Loncheado de jamón
Nombre del proveedor
Enrique Tomás S.L.,
C/ Occitania 45,Badalona,BARCELONA-08911,
Telephone No.+34902996796
Área
Dpto de ventas
Descripción
Los beneficios de las bellotas en la alimentación del cerdo ibérico son muchos y, en parte, su carne es de mejor calidad gracias a la dieta a base de este fruto. ¡Averigua el por qué!