Saltar al contenido

Cómo saber si el jamón está bien cortado

como saber si el jamon esta bien cortado

Cortar el jamón no es tan sencillo como a priori pudiese parecer y por eso cada vez más gente opta por comprarlo ya loncheado y envasado al vacío pero, si quieres averiguar cómo saber si el jamón está bien cortado, ya no tienes de qué preocuparte porque en Enrique Tomás vamos a explicártelo para que disfrutes como toca de nuestro producto favorito.

Trucos para saber si el jamón está bien cortado

El grosor de las lonchas es mucho más importante de lo que puede parecer pues de él depende en gran medida apreciar o no todos los matices del curado. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el jamón ibérico proviene de cerdos de esa raza que tienen una condición genética que no posee ningún otro animal en el mundo, infiltran la grasa en el músculo, lo cual quiere decir que el producto que se obtiene de sus piernas traseras y delanteras está lleno de aceite y es muy sabroso.

Sin embargo, con unas lonchas demasiado finas o demasiado gruesas la jugosidad de este producto apenas se va a notar, por eso es importante que sean del grosor exacto para conseguir que el sabor del jamón se aprecie y que, a la vez, el aceite de cada cortada se pueda derretir en cascada al entrar en contacto con el calor de tu paladar.

Así pues, para saber si las lonchas son como corresponde, todo lo que tienes que hacer es colocar un cuchillo detrás de las mismas. Si ni siquiera se ve, es que la porción de curado que tienes delante es muy gruesa pero, si está totalmente marcada la presencia del mismo, la loncha es excesivamente fina. El truco está en que solo se insinúe el cuchillo.

No obstante, este consejo no sirve solo para las lonchas, sino también para que lo tengas en cuenta a la hora de cortar tú mismo tu propia paleta o jamón. Ya hemos explicado que laminar estos productos no es nada sencillo y, al igual que hay que saber cómo colocar el jamón en el jamonero, cómo cogerlo correctamente para cortarlo o qué elementos se necesitan, hay que saber que, una vez controlado todo esto, hay que lonchearlo como toca.

como saber si el jamon esta bien cortado

Pero, ¿cómo saber si el jamón está bien cortado a la hora de hacerlo en casa? El truco es el mismo: dejar que el cuchillo se insinúe. Si tras cada loncha se ve la silueta del mismo, tus cortadas serán perfectas. Pero el jamón no solo hay que lonchearlo sino que hay que extraerle también todas las virutas y tacos para sacarle el máximo rendimiento y hacer este trabajo no es nada fácil.

En Enrique Tomás recomendamos que, si no lo controlas del todo, compres el jamón loncheado o nos traigas tu pieza para que te podamos preparar los paquetes del tamaño que tú quieras. La pieza te la vamos envasar al vacío independientemente de si la has adquirido en nuestros establecimientos o no y lo haremos en paquetes del tamaño que tú quieras. Normalmente nuestros loncheados son de 80 gramos pero, si los quieres un poco más grandes, no hay ningún problema.

En resumen, si quieres comprar el jamón ya listo para que las lonchas sean perfectas, adelante, en nuestras tiendas encontrarás todo tipo productos loncheados y nuestros packs “no te cortes” y, si quieres cortarlo tú mismo, tampoco pasa nada, te animamos a que compres la pieza entera de jamón con el kit de cuchillos y jamonero. Así mismo, en este último caso solo te recomendamos que sigas nuestro consejo y que, cuando termines con él, nos traigas la pieza para que la podamos dejar limpia del todo. Como decimos en Enrique Jamón: “del cerdo hasta los andares” así que vamos a quitar absolutamente toda la carne a tu pierna. ¡Vas a obtener tantos tacos, virutas u otros productos como se pueda extraer de tu pieza!

Resumen
Loncheado de jamón
Opiniones de los usuarios
5 based on 3 votes
Tipo de servicio
Loncheado de jamón
Nombre del proveedor
Enrique Tomás S.L.,
C/ Occitania 45,Badalona,BARCELONA-08911,
Telephone No.+34902996796
Área
Dpto de ventas
Descripción
Si quieres descubrir cómo saber si el jamón está bien cortado, sigue nuestro consejo y descubrirás cuál es el grosor perfecta que debe tener cada loncha.