Saltar al contenido

Crema de calabaza

receta crema de calabazas y jamon

Con la llegada de Halloween ya empiezan a apetecer las cremitas, y cómo no, siempre le damos el toque tradicional de siempre con un poco de jamón, que siempre queda bien, y sabe mejor.

Este Halloween te proponemos esta deliciosa receta con un producto de temporada como es la calabaza y además nos hemos atrevido con una receta que nos encanta, llena de contrastes de sabores. Ahora verás:

Ingredientes

INGREDIENTES:

  • 1/2kg de calabaza
  • 100g de cebolla
  • 1/2l de caldo de verduras
  • 50g de mantequilla
  • 100g de nata montada
  • La piel de media naranja
  • 1 pizca de sal
  • 4 lonchas de jamón
  • 1 huevo
  • 1 rebanda de pan para los costrones

Puede que la combinación de sabores te sorprenda, pero la dulzura de calabaza, con la acidez de la naranja y el salado del jamón son una explosión de sabor en el paladar.

Elaboración crema de castaña

1Primero pelaremos la calabaza y la cortaremos a dados. Cuidado con el cuchillo puesto que la piel de la calabaza es muy dura.

2Pelaremos una naranja y le quitaremos la parte blanca que hay en el interior de su piel para que no amargue.

3Cortamos cebolla en juliana y la añadimos a una cazuela con mantequilla junto con los dados de calabaza y la piel de naranja.

4Acto seguido y cuando lo hayamos rehogado un poco añadimos el caldo de verduras y dejamos cocer a fuego lento.

5Ponemos una olla a hervir y mientras tanto cogemos un poco de papel film, y lo untamos con unas gotitas de aceite y hacemos un saquito donde meteremos el huevo (clara y yema).

6Puedes utilizar un vaso de tubo como molde si te resulta muy complicado.

7E introducimos el saquito en el agua hirviendo hasta dejar cocer la clara y conseguir la yema algo cruda.

    En este momento empezamos a dar los toques finales:

  • Colocar los croutones como base en un plato hondo y el huevo encima y las lonchas de jamón ibérico encima
  • Mezclar la nata con el caldo y servir en el plato.

¡A disfrutar!

En este plato usamos un jamón ibérico pues encontramos un gran contraste de sabores a través de productos como son: la piel de naranja muy aromática, con toques ácidos y los atributos dulces de la calabaza, que los matices de este tipo de jamón aceptan y pueden aportar una nueva sensación.

Utilizamos lonchas de jamón, ya que es en el momento de cortar el huevo y dejar salir la yema cortaremos las lonchas asegurándonos así un trozo de loncha para cada bocado y de este modo le damos más protagonismo al jamón.

El jamón ibérico está dotado de un gran sabor, en gran parte debido a las vetas blancas que contiene. Eso es debido a que el cerdo ibérico es el único animal capaz de infiltrar su grasa en el músculo, lo que le otorga a nuestro jamón ibérico ese sabor característico que tanto nos gusta. Lleno de matices y que nunca te deja indiferente.

¿Quieres saber más sobre jamón? Visita nuestro blog