Saltar al contenido
El JAMÓN tiene nombre PROPIO

¿Cuáles son las partes del cerdo ibérico comestibles?

cuales son las partes del cerdo iberico comestibles

Un cerdo ibérico adulto puede llegar a pesar hasta 180 kg. pero, a diferencia de lo que muchos suelen pensar, no se utiliza solo para producir jamón o paletilla sino que de su carne se extraen otros muchos productos alimenticios. Si quieres saber cuáles son las partes del cerdo ibérico comestibles, has llegado al lugar adecuado porque en Enrique Tomás te vamos a explicar todo lo que necesitas saber.

Pieza Lomo Ibérico de Bellota Enrique Tomás
Comprar Lomo Ibérico
Chorizo Ibérico - Enrique Tomás
Comprar Chorizo Ibérico
Comprar Paleta Pata Negra Enrique Tomás
Comprar Paleta Pata Negra

Partes del cerdo ibérico que se pueden comer

En España estamos habituados al consumo del cerdo en cualquiera de sus muchas variantes, desde las patas hasta el morro. Para explicar cuáles son las partes comestibles del cerdo ibérico vamos a empezar por la cabeza y terminaremos en las chuletas, la parte contigua, para que puedas ver qué se obtiene de cada parte y para qué se puede utilizar:

  • Cabeza: todos hemos comido alguna vez una buena ración de morro y, aunque es menos habitual, la oreja o la lengua de cerdo también son tapas propias de nuestra cultura de bar. La papada, es decir, la zona que une la cabeza con el cuerpo, está llena de grasa lo que hace que sea muy sabrosa. Es perfecta para cocinarla a la plancha, a la parrilla o para los típicos cocidos de invierno, como por ejemplo, la berza andaluza, uno de los platos calientes más ricos del sur.
  • Magro del cuello: es la parte situada justo a continuación de la papada y, al igual que la anterior, es muy grasa. Se suele utilizar para brochetas o para consumir en forma de filetes, ya sean a la plancha o rebozados, todo dependerá de lo que te apetezca justo en el momento de cocinarlo.
  • Pecho: es la primera parte del alto costillar aunque las dos primeras costillas no se comen. Se puede utilizar tanto asados como para hacer guisos.
  • Falda: es justo la barriga del animal y la carne proveniente de esta zona es una de las menos consumidas. Se suele poner en caldos simplemente para que les de sabor, pero luego no siempre se come.
  • Paletilla: son las dos patas delanteras del cochino y su sabor es mucho más intenso que el del jamón. El rendimiento de la paleta es menor que el del jamón curado pero, aun así, también se aprovecha al máximo. Además, de la parte superior de las paletas, lo que sería la axila del animal, se extrae el secreto ibérico, que se suele hacer a la plancha. ¡Su sabor te encantará!
  • Codillo: para que nos entendamos, correspondería al codo y este hueso se comercializa mucho, pues su intenso sabor hace que sea perfecto para caldos y guisos.
  • Panceta: se obtiene de la zona situada en la barriga del cerdo. Suele confundirse con el tocino pero, aunque ambos productos se obtienen de la misma zona del animal, la diferencia principal es que se preparan de manera distinta para el consumo, pues el tocino requiere de más tiempo que la panceta. De esta última se obtiene principalmente el bacon mientras que el tocino es uno de los ingredientes base para la preparación del chorizo y del salchichón.
  • Jamón: es el producto estrella del cerdo ibérico y en España somos los maestros jamoneros por excelencia, lo que hace que nuestro curado sea conocido en cualquier rincón del mundo. El jamón corresponde a las patas traseras del cerdo y de él se aprovecha absolutamente todo, ya sea en forma de lonchas, a tacos, en virutas o sus huesos.
  • Rabo: aunque no es tan popular como el rabo de toro, es también utilizado en platos de cuchara y las recetas que cuentan con este producto como ingrediente principal son infinitas; un ejemplo de ellas sería el rabo de cerdo estofado.
  • Solomillo: es la parte situada justo arriba de los jamones y es una de las más codiciadas. Es una carne muy jugosa y tierna y se puede consumir en forma de escalope, de filetes a la parrilla, asados, etcétera. ¡No te vas a cansar nunca de este producto!
  • Cinta de lomo: se obtiene directamente del lomo y contiene muy poca grasa. Es muy fácil encontrarla en cualquier carnicería y del lomo también se extrae el lomo embuchado, tratado de una forma determinada que permite su consumo crudo. Acompáñalo con un poco de pan y aceite y verás, ¡está riquísimo!
  • Chuletas: este alimento tan popular no es más que la parte superior del cerdo, es decir, el costillar alto. Las maneras de prepararlas son muchas pero en Enrique Tomás recomendamos hacerlo en forma de parrilla. ¡No hay nada mejor que compartir una barbacoa con los amigos!

Ahora ya sabes cuáles son las partes del cerdo ibérico comestibles, como habrás deducido, es prácticamente imposible cansarse de disfrutar de su carne; ya sea en forma de cocido, acompañada de arroz o legumbres, en algún guiso o crudo en forma de jamón y embutido, ¡todas están riquísimas! En Enrique Tomás tenemos un dicho, “del cerdo hasta los andares”. ¡Lo aprovechamos absolutamente todo!

Resumen
¿Cuáles son las partes del cerdo ibérico comestibles?
Opiniones de los usuarios
4 based on 7 votes
Tipo de servicio
¿Cuáles son las partes del cerdo ibérico comestibles?
Nombre del proveedor
Enrique Tomás S.L.,
C/ Occitania 45,Badalona,Barcelona-08911,
Telephone No.+34902996796
Área
Dpto de Ventas
Descripción
Un cerdo ibérico adulto puede llegar a pesar hasta 180 kg. pero, a diferencia de lo que muchos suelen pensar, no se utiliza solo para producir jamón o paletilla sino que de su carne se extraen otros muchos productos alimenticios. Si quieres saber cuáles son las partes del cerdo ibérico comestibles, has llegado al lugar adecuado porque en Enrique Tomás te vamos a explicar todo lo que necesitas saber.