Saltar al contenido

Jamón ibérico, el nuevo complemento para el verano

Descubre las claves para darle uso al jamón ibérico en verano con platos refrescantes. Porque no sólo en Navidades se come jamón.

En verano nunca puede faltar un buen plato para refrescar nuestro paladar y cuidar nuestra alimentación. Y si es con jamón ibérico mucho mejor, para darle alegría y ese toque especial de sabor a dehesa, a hierba, a tradición y sobretodo a calidad.

Porque… ¿quién dijo que el jamón ibérico sólo se come en invierno? Aquí tienes la prueba de que el jamón es un complemento perfecto también en verano para darle vida a tus platos. Un dicho muy sabio dice “del cerdo se aprovecha todo” y es verdad. Las virutas de jamón como guarnición de gazpacho, ensalada, sopas y salteados de verduras. También triunfarás con las habitas con virutas de jamón, un plato apto en todas las dietas por ser ligero y delicioso.

ensalada enrique tomas

Las lonchas finas también son una buena opción para combinarlas con melón, o con tostaditas y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y acompañado de una copa de cava rosado bien fresquito.

melon con jamon enrique tomas

Otra opción que no debemos descartar son los taquitos. Es una combinación maravillosa comerlo con higos y vinagreta ya que resalta la dulzura del higo y la intensidad del jamón ibérico. Otra idea son las endivias enrolladas con jamón y bañadas con salsa de queso o bechamel líquida

melon con jamon enrique tomas

Encuentra en nuestras tiendas el formato corte de jamón que más convenga con tu plato y sácale partido a su intenso sabor.