Saltar al contenido

La verdadera leyenda de Sant Jordi

historia de sant jordi

Cuenta la leyenda que un dragón hambriento amenazaba a los habitantes de un pueblo. El rey, desolado ante los destrozos que provocaba, le entregó su hija para calmar su hambre. El dragón la agarró de un zarpazo y se la llevó para comérsela bien a gusto.

Cuando las tripas del dragón ya hacían un ruido espantoso, apareció un caballero entre los árboles. El dragón, sorprendido, intentó quemarlo con una llamarada de fuego ardiente, pero el caballero consiguió evitarla y no chamuscarse.

De repente, el caballero sacó sus armas secretas: su delantal de Enrique Tomás, un cuchillo jamonero bien afilado y un  jamón ibérico de bellota Enrique Tomás. Con su arte empezó a hacer lonchas finas con la cantidad justa de tocino. Al probar esa delicia, el dragón no se lo pensó dos veces: dejó a un lado la princesa y se fue volando con un estupendo pack de 1 kg de jamón Enrique Tomás.

¡OS DESEAMOS UN FELIZ SANT JORDI!