Saltar al contenido

Protege el jamón en verano

proteger jamon verano

Las sensaciones cárnicas del jamón pueden ser bastante intensas especialmente en verano, por lo que siempre debes buscar esa loncha fina que se deshace sin esfuerzo en la boca.

La vetas blancas que se encuentran en el jamón ibérico son el resultado de la capacidad única del cerdo ibérico de infiltrar la grasa en su propio músculo, haciendo de estas y de la carne a su alrededor un manjar delicioso y extremadamente sabroso.

Por ello, el sabor del jamón dependerá de dónde éste haya sido curado, pues el cocinero (como se le llama en el sector) le dará durante este proceso ese toque que otorga al jamón un sabor característico según las zonas donde se produce: Salamanca, Cáceres-Badajoz, Córdoba y Huelva.

Si vas a cortar jamón en verano asegúrate de que no dejas el jamón a pleno sol, el jamón sudará y su veta blanca en lugar de deshacerse en tu boca se deshará al sol. ¡Búscale una sombra al jamón!