Envíos Gratis +info

Gastos de envío Envíos Gratis nacionales e internacionales +info
Embutidos

Tipos de embutidos ibéricos

Tipos de enbutidos ibericos

Otros idiomas: English Français Deutsch Italiano

España es el mayor productor de ibéricos del mundo, pues solo en nuestra península se puede obtener la carne de los auténticos cerdos de esta especie. Pero, ¿quieres saber cuáles son los diferentes tipos de embutidos ibéricos y sus características principales? ¡Estás de suerte! En Enrique Tomás los comercializamos desde hace más de treinta años así que, ¡nadie los conoce mejor que nosotros!

¿Qué son los embutidos?

Empecemos por el principio. Antes de adentrarnos en los tipos de embutidos españoles, vamos a ver qué son los embutidos y cómo se clasifican.

Los embutidos son todos aquellos derivados cárnicos preparados a partir de carnes autorizadas, normalmente picadas pero no necesariamente tiene que presentarse así.

Esta carne se suele mezclar con grasa de cerdo, sangre, productos vegetales, condimentos y especias entre las que destacan el pimentón, la pimienta o el ajo entre otras.

Esta mezcla se pone dentro de los diferentes tipos de tripas para embutidos, es decir, naturales o artificiales. Después, se deja curar. Aunque está permitido utilizar la tripa artificial es preferible usar la natural porque le da unas mejores cualidades organolépticas al embutido durante el proceso de curación.

¿Y los embutidos ibéricos?

Los embutidos ibéricos son aquellos hechos con carnes procedentes de cerdos ibéricos, es decir, de la península ibérica. Los más tradicionales son el lomo, el salchichón y el chorizo.

Para que un animal tenga esta consideración, debe tener como mínimo una pureza racial ibérica del 50%.

Los embutidos ibéricos son los que trabajamos en Enrique Tomás, por su alta calidad y sabor inigualable. Seleccionamos el producto de más calidad proveniente de los mejores puntos de España para ofrecerte el un embutido ibérico superior al resto de productos que se encuentran en el mercado.

Clasificación de los embutidos

En términos generales, podemos encontrar diferentes clases de embutidos según las distintas condiciones ambientales de maduración a las que se somete el producto.

clases de embotidos

También es importante tener en cuenta los aditivos e ingredientes que se añade a la mezcla ya que de esto también dependerá el tipo de maduración del producto. Si quieres más información, en Enrique Tomás te ofrecemos los embutidos más saludables ordenados de más a menos sanos.

Teniendo esto en cuenta, podemos hacer una lista de embutidos según 3 tipos:

Crudos

Son todos aquellos embutidos elaborados con carnes y grasas crudas, y que se someten a algún tipo de maduración o ahumado.

Algunos tipos de embutidos crudos son los chorizos o las salchichas.

Cocidos

Es aquel en el que la mezcla se cuece antes de mezclarla con la masa.

Algunos tipos de embutidos cocidos son el paté o las morcillas.

¿Cuántos tipos de embutidos ibéricos hay?

Vamos a centrarnos ahora únicamente en los embutidos ibéricos. Es decir, en esos que se hacen directamente con cerdo de la península ibérica.

Como ya hemos mencionado anteriormente, España es el principal productor de embutidos ibéricos por una razón muy sencilla: solo aquí se dan las condiciones necesarias para criar los auténticos cerdos de esta especie única en el mundo. Lo que hace su carne tan especial es su jugosidad, la cual tienen gracias a la capacidad genética de los cerdos de infiltrar la grasa en el músculo.

Así pues, la carne de cerdo ibérico nada tiene que ver con la de otros de raza blanca y, aunque las piezas que se obtienen de estos últimos están igual de buenas, no se aprecian tanto los aromas y matices. Por lo tanto, como es evidente, la fama precede a los chorizos, salchichones, lomos, morcillas y morcones ibéricos porque su sabor es único.

Chorizo ibérico

Hay una gran variedad de embutidos pero el chorizo es sin duda una de las estrellas de la gastronomía de nuestro país.

Se elabora a partir de las carnes magras de mayor calidad del cerdo y se condimenta con diferentes especias, entre ellas el pimentón, lo que le aporta ese color rojizo tan característico. Una vez listo, se embute y se cuelga y, tras el periodo de curación correspondiente, el chorizo ibérico está listo. Hay que destacar que hay muchos tipos de chorizo ibéricos y todos están buenísimos.

Morcón ibérico

Se produce de una forma muy similar a la del chorizo pero, en lo que a su aspecto se refiere, no tienen nada que ver una pieza con la otra. El chorizo es de forma alargada y delgada mientras que el morcón es más pequeño y grueso.

Salchichón ibérico

Si algo no puede faltar en un buen plato de embutidos ibérico es el salchichón.

Al igual que el chorizo y el morcón, el salchichón ibérico se produce a partir de la carne magra de los cerdos ibéricos y se condimenta con diferentes especias, como por ejemplo, pimienta. Una vez está listo, se cuelga y se deja que siga el proceso de curación de manera natural. Una vez el salchichón ibérico está listo, se prepara para que pueda ser comercializado.

Hay muchas clases de salchichón ibérico, con sabores más intensos o suaves, pero todos ellos son de una calidad inigualable.

Morcilla ibérica

Los ingredientes principales de la morcilla ibérica son la carne y la panceta que se mezclan con especias y se dejan secar durante unos treinta días.

A diferencia de los tres embutidos anteriores, que se suelen comer crudos, la morcilla se suele incluir en muchos platos, como por ejemplo, en guisos y cocidos, sobre todo durante el invierno.

Además de la morcilla ibérica, en nuestro país se pueden encontrar muchas otras, como la negra.

Lomo ibérico

El lomo ibérico es otro de los productos estrella de la gastronomía española y una de las mejores formas de disfrutar de él es crudo, al igual que el chorizo o el salchichón. Basta con acompañarlo con un poco de pan y aceite para disfrutar de todo su sabor.

Como su propio nombre indica, se elabora a partir del lomo de los cerdos ibéricos, es decir, de la parte dorsal de los mismos, una zona que apenas contiene grasa.

Todo lo que se hace es limpiar la carne, condimentarla con especias y embucharla, por eso se conoce también como lomo embuchado.

A diferencia del chorizo, el salchichón o la morcilla, para producir el lomo ibérico apenas se manipula la carne, lo que lo hace muy especial.

¿El jamón serrano es un embutido?

Antes de terminar nos gustaría aclarar este punto porque hay mucha confusión. La respuesta a si el jamón es un embutido es muy clara:

No, el jamón serrano no es un embutido y el jamón ibérico, que no es lo mismo, tampoco.

Hay  que tener en cuenta que la palabra embutido viene de embutir así que no hay que caer en el error de incluir al jamón entre los embutidos, porque no lo es.

El jamón no se introduce en tripa por lo que es un derivado cárnico dentro del grupo de los salazones pero no un embutido.

Así que más allá del jamón y otros productos estrellas de nuestra gastronomía como el arroz, las tapas o los guisos en España también podemos presumir de gran cantidad de embutidos ibéricos que se pueden comer crudos o integrar en alguna rica receta tradicional. Elijas el tipo de embutido ibérico que elijas para tu menú de hoy, ¡lo que es seguro es que se te va a caer la baba!

Resumen
Loncheado de jamón
Tipo de servicio
Loncheado de jamón
Nombre del proveedor
Enrique Tomás S.L.,
C/ Occitania 45,Badalona,BARCELONA-08911,
Telephone No.+3493 383 84 85
Área
Dpto de ventas
Descripción
Si quieres conocer los diferentes tipos de embutidos ibéricos de la mano de los mejores expertos, ¡en Enrique Tomás hemos preparado para ti la lista definitiva!

Otros idiomas: English Français Deutsch Italiano

Comentarios

Deja un comentario

Tu email no se publicará.
  • *
  • *
  • *
¡Enterate de todo!
Inscríbete al newsletter

Para estar a la última sobre nuestras nuevas tiendas, productos recomendados, promociones y eventos.