Saltar al contenido

Innovamos día a día

bocata de virutas de jamon

Tampoco defendemos que Enrique Tomás somos unos “hipsters del jamón”, pero entendemos que la innovación y la vanguardia es algo positivo para mejorar nuestro servicio al cliente y tener capacidad de adaptación a los cambios que nos exigen.

Nos hemos digitalizado con nuestra tienda online, facilitando a nuestros clientes comprar desde el cómodo sofá de su casa de una manera sencilla y sin complicaciones. También hemos sido los primeros en llevar el jamón a los cines, dando una alternativa a las palomitas y hemos adaptado nuevas formas de envasado al vacío, para mejorar la calidad de nuestros productos. En el diseño de nuevos formatos de packaging tampoco nos hemos quedado quietos, usando conos con bambú o cajas de lata reutilizables de diseño.

Aparte, hemos desarrollado diferentes métodos de cocinado de jamones para ofrecer a nuestros clientes una mejor calidad a un menor precio. Disponemos de secaderos usando sensores de humedad, que automáticamente cierran las ventanas o las abren según las condiciones externas. Sin duda, mejor ese sistema que acordarse uno de hacerlo cuando hace demasiado frío, demasiado calor o demasiada humedad.

Bocadillos y croissants de virutas de jamón serrano, conos con productos ibéricos, pack de 1kg de jamón para viajar, un libro en donde se come (literalmente) jamón ibérico con las 6 procedencias…

Pero el secreto de nuestro éxito radica en encontrar el equilibrio perfecto entre un trabajo manual artesanal y la innovación.