Chorizo Ibérico de Vela - 480gr

Chorizo Ibérico de Vela - 480gr

0.48 Kilo
El Chorizo de Ibérico Vela es un producto elaborado a partir de una selección exclusiva de las partes magras de mayor calidad del cerdo, que en este caso se trata de un cerdo de raza ibérica, un animal único en el mundo con el que se producen los mejores manjares curados de España, como la paleta o el jamón ibérico. Esta pieza de unos 480 gramos aproximadamente, lleva el nombre de vela por su forma. El chorizo de vela suelte ser recto y no muy ancho, de unos 40 centímentos de longitud y forma de cirio. Por lo general, el chorizo ibérico de vela no se utiliza para cocinar sino para degustar tal cual, ¡disfrútalo!

Más detalles

9,50 €

(19,80 €/Kilo)

Más información

Te puede interesar

¿Qué es el chorizo?

Dentro de la gama de los famosos embutidos de nuestra gastronomía, el chorizo ocupa sin duda un puesto muy especial. Resumiendo, el chorizo se elabora con las partes magras de mayor calidad del cerdo, condimentos y distintas especias, y al igual que sucede con el lomo o el jamón, el chorizo necesita tiempo, aunque este caso el periodo de curaciòn es mucho más corto.

El color rojo característico del chorizo se lo debemos agradecer al pimentón, ingrediente indispensable en la preparación del codiciado embutido. De hecho, esta característica es la que hace del chorizo español un estandarte y un producto único en la gastronomía mundial, el sabor y el color lo hacen diferente al resto de embutidos y chorizos de otros lugares.

En Enrique Tomás podrás encontrar un producto de altísima calidad con piezas y loncheados de Chorizo Ibérico de Bellota, elaborado con carne de cerdo ibérico de Bellota del mismo que se utiliza para elaborar los exquisitos jamones pata negra. Así como, Chorizo Ibérico, producto que se obtiene de cerdos de raza ibérica pero cuya alimentación no ha incluido bellotas. 

La pureza de la raza Ibérica

El cerdo ibérico es un animal único en el mundo, nadie puede reproducirlo y solo lo podemos encontrarlo en la Península Ibérica. Este maravilloso animal, además de unas características físicas únicas, posee la extraordinaria cualidad de infiltrar grasa en el músculo, esta capacidad no la tiene ningún otro ser vivo y es esto lo que hace que, tanto el jamón como la paleta ibérica tengan ese sabor tan característico.

Para que un cerdo sea considerado “ibérico” debe contar con una pureza de raza mínima del 50%, casos en los que solo la madre era un cerdo ibérico puro. En estos casos, el cruce con cerdos blancos, raza Duroc es lo más común. A partir de allí, podemos encontrar cerdos 75% ibéricos, donde además de la madre 100% raza ibérica, el padre es un cerdo producto de un cruce entre cerdo raza blanco y cerdo ibérico y finalmente, los cerdos 100% Ibéricos, productores del famoso jamón de Pata Negra.

Embutidos españoles

La gastronomía española goza de fama mundial y sus embutidos, junto al jamón ibérico, son uno de los protagonistas de dicha popularidad. Cada región, comarca y pueblo tiene sus propios productos y se valora, por encima de cualquier aspecto, la preparación tradicional y los sabores autóctonos: chorizos, fuet, salchichón, chistorra y otras maravillas de las que muchos no podríamos prescindir.

Cuando hablamos de embutido hacemos referencia a una técnica de elaboración, por lo tanto, lo que se conoce como fiambre no es embutido, ni tampoco nuestro querido jamón puede considerarse como tal. Para hacer un buen embutido se necesita carne de diversas partes del cerdo (zonas magras y grasa) y condimentos que pueden variar según cada cocinero y/o producto a elaborar. Una vez unido todo, la mezcla se embute en una tripa natural o artificial según el caso, y se deja curar el tiempo necesario para que adquiera su color, sabor y textura.

 

Calificaciones y evaluaciones de los clientes

Nadie ha efectuado una evaluación
en este idioma

Opiniones