Comprar Jamón

5 Diferencias entre lacón y jamón

diferencias lacón y jamón

Una de las dudas más comunes en el mundo del jamón, sobretodo para los curiosos, los sibaritas y los amantes de los productos derivados del cerdo, es: ¿el lacón y el jamón son lo mismo?. En Enrique Tomás vamos a solventar todas tus dudas con este artículo. ¡Descubre todas las diferencias entre lacón y jamón y sigue leyendo!

¿Qué es el lacón?

El lacón es un derivado del cerdo blanco con Denominación de Origen Protegida proveniente de Galicia, y también de Asturias. Se produce a partir de cerdos de raza blanca, que son los Large White, Celta, Landrace y Duroc.

Entre las variedades de lacón, se encuentra el lacón gallego tradicional, pero también otra que está cayendo desgraciadamente en el olvido: el lacón trufado, que se diferencia del tradicional porque en el proceso de elaboración se incluyen trufas picadas, coñac y otras especias.

Normalmente, el lacón asado se come con las patatas gallegas y los grelos. Se trata de una verdadera delicia, aunque probablemente esto ya lo sabes. Pero vamos a lo que más intriga genera. ¿En qué se diferencia del jamón?

Te desvelamos todos los secretos sobre estas dos carnes procedentes del cerdo. ¡Ni una duda más!

Principales diferencias entre el jamón y el lacón

Aunque bastan sólo unas pocas letras para cambiar un jamón por un lacón, lo cierto es que estas dos carnes tienen calidades y elaboraciones muy distintas.

Empezamos por algo muy importante: el jamón ibérico es algo totalmente distinto al lacón. En efecto, este delicioso tipo de jamón proviene, tal y como el nombre indica, del cerdo ibérico, mientras que el lacón se produce de cerdos de raza blanca.

De lo contrario, el jamón serrano tiene más puntos en común con el lacón, puesto que los dos productos se elaboran a partir de los cerdos de raza blanca.

Sin embargo, el lacón y el jamón curado no comparten mucho más que eso. En Enrique Tomás somos expertos en jamones, con lo cual conocemos muy bien los productos derivados del cerdo, así que te aseguramos que las divergencias entre uno y otro son muchas: la pieza, la curación, la procedencia exacta, el precio y el modo de consumo.

A continuación, te explicamos en detalle todas estas diferencias.

La pieza

El jamón se obtiene de la pata trasera del cerdo, pero mientras que el lacón se obtiene de la pata delantera, como la paleta. En específico, para hacer el lacón se utiliza la pieza que va desde el codillo hasta la pezuña. Esta parte se denomina también brazuelo.

Así de sencillo, pero con un resultado extremadamente diferente, y eso se nota en el resultado final. Fíjate bien, las lonchas del lacón son jugosas y la grasa está distribuida de forma distinta a un jamón.

La curación

Tanto el jamón como el lacón requieren tiempos de salazón y de curación distintos. Es más, toda la elaboración del lacón es generalmente de una duración más corta que la del jamón.

Esto se debe a que la curación del jamón serrano va de 12 a 24 meses, en cambio al lacón le bastan 15 días de curado. Y en total, esta pieza tiene sólo 35 días de elaboración.

Ya ni hablamos de la curación del jamón de bellota, para el que pueden transcurrir de 24 a 38 meses, pero esas ya son palabras mayores.

Si te interesa este tema no te pierdas las diferencias entre jamón serrano y jamón ibérico, te aseguro que también son muchas a pesar de lo similar que puedan parecer.

La procedencia

Los cerdos blancos provienen de diferentes naciones: los Duroc de Estados Unidos, los Large White de Reino Unido y los Pietrain de Bélgica.

Por eso, aunque todas estas razas estén asentadas en España desde hace años, no necesariamente se vinculan geográficamente a un territorio como pasa con los cerdos ibéricos, que sólo se encuentran en España y Portugal.

Por lo tanto, ¿qué pasa con la procedencia del producto final?

Pues bien, el lacón, tal y como hemos dicho antes, proviene de Galicia. En cambio, el jamón serrano de denominación de origen proviene de Trevélez, en la provincia de Granada, y también hay otro tipo de jamón serrano con Denominación de Origen de Teruel.

El precio

La elaboración del jamón implica más tiempo y por lo tanto, un coste mayor.

De media, un jamón muy bueno puede costar 30€ al kilo, un jamón buenísimo 60€, y un jamón extraordinario 120€.

Al contrario, una pieza de lacón de 3€ kilos y de buena calidad cuesta alrededor de los 20€ y su precio medio al kilo es de 6€.

Consulta los precios de las piezas de jamón serrano o ibérico o los sobres de jamón de Enrique Tomás en nuestra shop online.

El consumo

Bueno, está demostrado que el consumo de jamón o paleta es mucho mayor que el consumo del lacón. Eso es porque el lacón se consume sólo a nivel nacional, mientras que comprar jamón o comprar paleta es una costumbre mucho más difundida en otros países: Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia y al otro lado del charco están México y Chile como mayores aficionados a este manjar.

En Enrique Tomás sabemos muy bien que el jamón cruza fronteras; por eso llevamos años abriendo tiendas no sólo en España, sino también en Argentina, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, México, Perú y Puerto Rico. La demanda en todos estos países es muy alta y saben valorar un producto de calidad como el nuestro.

Y entre lacón y jamón cocido, ¿cuáles son las diferencias?

Aclaradas las diferencias entre el jamón y el lacón, queda aún una última duda que disipar: ¿qué pasa con el jamón cocido? Puede que a alguno le engañe el parecido de color entre estos dos productos, pero en este caso también te aseguro que no tienen mucho que ver.

Ya que hay mucha disparidad entre los dos, empezamos por lo más fácil, que es lo que tienen en común: de nuevo nos encontramos con que proceden de cerdos de raza blanca.

¿Y las diferencias?

Pues, el jamón dulce puede provenir tanto de las extremidades posteriores como de las anteriores, mientras que hemos visto como el lacón procede sólo de la anterior. Además, el jamón cocido no pasa por el proceso de salazón, al contrario del primero y en la fase del secado, al jamón de York se le aplica calor, en cambio al lacón no.

Las diferencias entre lacón y jamón son muchas, como la pieza, la curación, la procedencia, el precio y el consumo. ✅ En Enrique Tomás te las explicamos. ✅

¡No te pierdas todos nuestros exquisitos productos! Paletas o jamones Gran Reserva, Ibérico de Cebo, Bellota 50% y Bellota 100%. Además de lomos ibéricos, quesos curados y semicurados, y para una maridaje perfecto, también vinos DOC y ecológicos. ¡Visita nuestra tienda online y hazte con tu producto favorito!

Summary
5 Diferencias entre lacón y jamón
Article Name
5 Diferencias entre lacón y jamón
Description
Las diferencias entre lacón y jamón son muchas, como la pieza, la curación, la procedencia, el precio y el consumo.
Author
Publisher Name
Enrique Tomás USA
Publisher Logo

Comentarios

Deja un comentario

Tu email no se publicará.
  • *
  • *
  • *