Dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una valiosa herencia cultural propia de los países mediterráneos, entre los cuales destacan especialmente España, Portugal, Italia, Marruecos y Grecia. Este tipo de dieta es mucho más que un patrón alimenticio, a lo largo de los años se ha convertido en un estilo de vida saludable muy recomendado por los expertos en medicina de todo el mundo. En su ADN recoge recetas, formas de cocinar, productos locales y otras costumbres saludables como la siesta o el carácter sociable de los individuos para compartir las comidas o cenas.

¿Qué caracteriza la dieta mediterránea?

Entre las muchas propiedades beneficiosas para la salud, la dieta mediterránea se caracteriza por utilizar grasas cardiosaludables como el aceite de oliva o la grasa procedente del pescado azul y de los frutos secos (los famosos omega 3 y 6). La base principal de la dieta son los cereales y vegetales acompañados por una pequeña cantidad de carne u otros productos animales. Además, todo esto se complementa con el consumo de verduras y frutas de temporada, hierbas aromáticas y otros condimentos.

Esta combinación de elementos hace que este tipo de dieta se convierta en una gran fuente de vitaminas y minerales. Según un estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la dieta mediterránea contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares y de diabetes tipo 2.

Entre algunos de los beneficios para la salud destacan la disminución de los niveles de colesterol, la prevención de la obesidad y el sobrepeso, la regulación del tránsito intestinal, el efecto antioxidante y el favorecimiento de la calidad de vida.

Dieta mediterránea

¿Qué hacer para seguir una dieta mediterránea?

Seguir una dieta mediterránea exige llevar una buena alimentación rica en frutas y hortalizas frescas, cereales, legumbres, aceite de oliva, pescado y un consumo moderado de carne.

Algunas de las claves son usar el aceite de oliva como principal grasa para cocinar o aliñar es básico en la dieta mediterránea, adquirir alimentos frescos y de temporada evitando consumir demasiados procesados y basar tus comidas a diario en alimentos de origen vegetal combinados con pescado, carne o productos de origen animal, como guarnición.

Por tanto, los grupos de alimentos que hay que comer a diario son frutas, verduras, legumbres, frutos secos, productos lácteos (principalmente yogurt o quesos), pan y cereales.

El pescado también se debe consumir en abundancia ya que nos aporta muchos nutrientes y tiene poca cantidad de grasa. El salmón, las sardinas o los boquerones son los más recomendados.

Por otro lado, si hablamos de la carne roja hay que tener en cuenta que se debe consumir con moderación. Se recomienda hacerlo 2 o 3 veces por semana. Aun así, aporta una serie de nutrientes esenciales como proteínas de calidad y sobre todo, hierro que contribuye a prevenir o controlar estados de anemia. Además es rica en potasio, en fósforo y zinc y ofrece vitaminas del complejo B como ácido fólico, B12, B1, B2 y B5.

Otra de las costumbres que forma parte de la dieta mediterránea es comer en familia, con amigos o con compañeros de trabajo. Las comidas son un momento de desconexión y de socialización que nos permiten disfrutar de cada plato en buena compañía.

Dieta mediterránea

Recetas y platos típicos de la dieta mediterránea

Vamos a contarte cuales son los platos más típicos dentro de la comida mediterránea

Por un lado, tenemos las ensaladas. Un plato basado en verduras, hortalizas o frutas combinadas de una forma que resulte apetecible y deliciosa. En las ensaladas solemos añadir algún ingrediente de origen animal para darle un toque original y distinto. En Enrique Tomás, recomendamos añadirle algún elemento para darle sabor a tus ensaladas como puede ser el jamón serrano o ibérico o el queso. Puedes combinar, por ejemplo, el tomate, con alguna fruta de temporada, rúcula y parmesano con unas virutas de jamón ibérico. ¡Sano y delicioso!

Otro de los platos más típicos son los arroces o las famosas “paellas”. Hay muchos tipos distintos y cada uno lo prepara a su manera, pero casi todos se basan en un sofrito de verduras, con caldo pescado y marisco y arroz. Una de las costumbres mediterráneas más extendidas es acudir a los restaurantes de la orilla del mar a comer una buena paella.

No nos olvidemos de las famosas tapas, una manera de compartir la comida con amigos o familia, degustando varios platos en formato reducido. Las famosas tapas españolas incluyen aquellos platos mediterráneos más tradicionales, desde la tortilla de patatas hasta los boquerones fritos. En Enrique Tomás, como expertos jamoneros, recomendamos la tapa de jamón ibérico, producto autóctono y típico de la Península Ibérica. Si aún no lo has probado, no dudes en hacerlo.

En el blog de Enrique Tomás, encontrarás propuestas de recetas propias de la dieta mediterránea, fáciles de cocinar y deliciosas. Anímate y preparalas en casa a tu gusto.

Dieta mediterránea

FAQS

¿Qué es la dieta mediterránea?

¿Es lo mismo la comida mediterránea que la dieta mediterránea?

¿Cuál es la clave para seguir la dieta mediterránea?

¿Cuáles son los productos estrella de la dieta mediterránea?

Suscribirse a la Newsletter

¿Tienes dudas? Pregúntanos.

Condiciones de uso | Política de Privacidad