Pan

Pan

El jamón es uno de los productos estrella de nuestra gastronomía y no hay mejor forma de disfrutar de él que acompañándolo con un poco de pan con aceite. En Enrique Tomás nos encanta que disfrutes del ibérico y para ello te ofrecemos todo lo que necesitas para deleitarte con su sabor.

Para empezar, contamos con pan y picos sevillanos, dos acompañantes perfectos para el jamón ibérico que, combinados con un poco de vino blanco, tinto o cava, serán las delicias de cualquier paladar. ¡Compra tantas unidades como necesites y verás qué buena está tu comida de hoy!

Mollete de Antequera

El mollete de Antequera es el estandarte alimenticio de la ciudad que le da su nombre, Antequera, un municipio malagueño de poco más de 30.000 habitantes que ha conseguido convertir este pan de forma redondeada en todo un icono.

Blando y con una miga muy esponjosa, este pan es perfecto para ponerle un poco de jamón  y aceite de oliva virgen extra o tomate y ajo, como se hace en algunos lugares de Cataluña donde el pà amb tomaquet es un entrante imprescindible en cualquier mesa.

El mollete, a base de los mismos ingredientes que cualquier otro pan, se hace de manera artesanal y está poco cocido y ligeramente enharinado. Es un alimento base de la tradicional dieta mediterránea y es muy saludable porque no contiene ningún tipo de grasa y ayuda a regular el colesterol.

En Enrique Tomás disponemos de él en dos formatos, en paquete de dos unidades con panes de un tamaño superior, o en paquetes de seis unidades, algo más pequeños que los anteriores.

Si quieres probarlo, solo tienes que hacer tu pedido online o comprarlo en alguna de nuestras tiendas especializadas, cortarlo y servirlo. Si lo prefieres crujiente, puedes tostarlo un poco en la tostadora o incluso puedes ponerlo un par de minutos en el horno. ¡Te encantará!

Picos sevillanos

Esta especie de bastoncillos son típicos de Andalucía y son perfectos para acompañar el jamón con cava. ¿Por qué? Pues porque ayudan a limpiar el paladar y, por lo tanto, cuando vuelvas a degustar otra loncha, volverás a disfrutar de todo el sabor del jamón.

Los picos sevillanos son tan crujientes por su alto contenido en agua y además son ideales para picar entre horas y quitarte el gusanillo si te entra hambre antes de la hora de la comida o la cena.

En Enrique Tomás te ofrecemos los auténticos picos sevillanos, los de toda la vida, pues aunque hay otros con sabor a cebolla o queso, los normales no tendrán más protagonismo en tu boca que el jamón y, por lo tanto, no paliarán su sabor. ¡Cómpralos ya y a disfrutar!