Embutidos

En Enrique Tomás ofrecemos una selección de embutidos pensada para satisfacer los paladares más exigentes.

Nuestros embutidos estrella son el lomo, el chorizo y el salchichón. Los podrás encontrar en formato pieza o loncheados y envasados al vacío para mayor comodidad.

Embutir es sinónimo de embuchar y significa: meter de forma apretada carne de cerdo picada con otros ingredientes y condimentos dentro de una tripa natural o sintética para hacer un embutido.

En general, se entiende por embutidos aquellos productos y derivados cárnicos preparados a partir de una mezcla de carne picada, grasas, sal, condimentos, especias y aditivos e introducidos en tripas naturales o artificiales.

El proceso de elaboración consiste en el mezclado y amasado de los ingredientes, sigue con el “embutido” de la masa resultante en la tripa, después se atan los extremos y por último pasa a la fase de secado hasta conseguir el punto óptimo de curación.

El origen de los embutidos es muy antiguo y aparecieron como consecuencia de la necesidad de conservar los alimentos. Su evolución posterior, que ha dado origen a una gran variedad de productos de características bien diferenciadas, fue consecuencia de los distintos procesos de elaboración impuestos por la disponibilidad de materias primas y de las condiciones climáticas existentes en cada región durante los últimos siglos. Por ese motivo actualmente en España existe una amplia gama de embutidos que además varían en cada región.

Los embutidos son perfectos para un aperitivo, un bocadillo y también forman parte de muchas recetas tradicionales de nuestras abuelas. Generalmente se sirven cortados en rodajas, con pan (en tostada o en bocadillo) o también es tradición servirlos en formato de tabla de embutidos cuando queremos compartirlos entre varias personas sentadas alrededor de una mesa.