¿A qué países realizáis envíos?

Para ver el listado completo de países a los que podemos realizar envíos y nuestras tarifas puedes visitar este enlace https://enriquetomas.com/es/empresa/gastos-de-envio

Ver listado de precios (PDF)

 

¿Cuándo llegará mi pedido?

Los pedidos para el territorio español (Península) normalmente se entregan entre 1-2 días laborables desde su recepción. Una vez enviado el pedido, el cliente recibe un correo electrónico de notificación con la fecha de entrega estimada. En el caso de pedidos fuera de España, este plazo de entrega puede estar entre los 3 y 5 días laborables desde la confirmación del pedido.

Estos plazos de entrega pueden alargarse 12-24 horas si el pedido contiene por ejemplo un jamón cortado a cuchillo, ya que lo cortamos al momento de recibir el pedido para que lo reciba prácticamente recién cortado y lo disfrute al máximo.

Durante la segunda quincena de Diciembre estos plazos de entrega habituales pueden duplicarse debido al alto volumen de pedidos diarios que recibimos en los días previos a Navidad.

 

¿Realizáis cursos de corte de jamón?

Los cursos de corte se pueden realizar en Madrid en nuestro establecimiento de la calle de la Cruz, 25 o en Barcelona en Pelayo, 18. Para ampliar la información puedes visitar este enlace donde también se puede adquirir directamente el curso:

https://www.enriquetomas.com/es/curso-de-corte/279-curso-de-corte.html

Desde Enrique Tomás te facilitaremos todos los utensilios necesarios.

También realizamos cursos de corte de jamón para empresas y grupos a partir de 20 personas. En este caso podemos también realizar el curso en otras localizaciones externas (con un coste adicional por desplazamiento). Escríbenos a eventos@enriquetomas.com, explícanos el tipo de evento en el que estás pensando, qué necesitas y te diremos qué podemos ofrecerte.

 

¿Cómo se conserva una pieza de jamón entera?

La pieza entera se recomienda conservarla en un lugar seco y fresco (entre 15º y 25º) y preferiblemente colgado o en un jamonero.

Una vez empezado el jamón se recomienda consumirlo en menos de 21 días para que mantenga todo su sabor, calidad y propiedades. En verano se debe consumir en menos de 16 días. Cortar cada vez solo el jamón que se vaya a consumir en ese momento y ponerle un paño que no suelte pelusa para que no le dé la luz y esté lo menos expuesto al aire hasta la próxima vez que se vaya a volver a cortar.

 

¿Cómo se conserva una pieza de paleta entera?

La pieza entera se recomienda conservarla en un lugar seco y fresco (entre 15º y 25º) y preferentemente colgados o en un jamonero.

Una vez empezada la paleta se recomienda consumirla en menos de 15 días para que mantenga todo su sabor, calidad y propiedades. En verano se debe consumir en menos de 10 días. Cortar cada vez solo la paleta que se vaya a consumir en ese momento y ponerle un paño que no suelte pelusa para que no le dé la luz y esté lo menos expuesto al aire hasta la próxima vez que se vaya a volver a cortar.

 

¿Cómo se conservan los sobres de jamón o paleta envasados al vacío?

El jamón se envasa al vacío en el mismo momento de ser cortado por uno de nuestros cortadores profesionales, por lo que conserva todas sus cualidades hasta el momento del consumo. Para disfrutar de todo el sabor, aroma y propiedades del jamón cortado y envasado al vacío, la mejor forma de conservarlo es en un lugar donde no le dé la luz y además esté a una temperatura estable de unos 15 grados sin grandes subidas o bajadas de temperatura. En la mayoría de hogares no tenemos este tipo de “bodega” donde conservar el jamón de forma natural, así que lo más habitual es conservarlo en el frigorífico. Nuestra recomendación es consumirlo antes de 3 meses desde la fecha de corte y envasado.

En el caso más habitual en el que los sobres estén guardados en el frigorífico, para disfrutarlo al máximo se deben sacar los sobres unos minutos antes de su consumo y esperar a que estén a temperatura ambiente. Para no tener que andar mirando la temperatura, una forma muy fácil de saber que el jamón está listo para disfrutarlo es cuando las lonchas se separan fácilmente y sin romperse. Ese es el momento perfecto en el que ese jamón ha vuelto a recuperar todos sus matices de sabor, textura y aroma, podemos separar las lonchas y colocarlas en el plato donde vayamos a presentarlo o directamente ponerlas en el bocadillo que estemos preparando.

 

¿Hacéis envíos para regalo?

Cualquiera de los productos de la web puede enviarse como regalo. El destinatario recibirá una tarjeta con un mensaje personalizado junto con el regalo y un albarán de entrega sin indicar el precio.

Para tramitar un pedido para regalo debes dejarnos un texto en la casilla “Deja un mensaje” justo antes de proceder al pago del pedido. En el texto debes indicarnos que se trata de un regalo y puedes añadirnos el texto personalizado que quieras que añadamos en la tarjeta personalizada que recibirá.

 

¿Cómo utilizo un código promocional?

Si tenéis un código promocional aplicable a la web www.enriquetomas.com podéis aplicarlo en vuestra compra siguiendo los siguientes pasos:

1)      Acceder a www.enriquetomas.com

2)      Seleccionar todos los productos que quieras comprar y añadirlos al carrito.

3)      Acceder a tu cuenta de cliente o crear una nueva y antes de proceder al pago escribir el código correspondiente en la casilla de VALES DESCUENTO y hacer clic sobre APLICAR CUPÓN.

A partir de este momento el pedido ya se verá con la promoción aplicada y se podrá proceder al pago del pedido.

 

¿Qué significa la garantía total Enrique Tomás?

Nuestra misión es conseguir que disfrutes del jamón como nosotros llevamos tantos años haciendo. Para conseguirlo, en Enrique Tomás fijamos los más estrictos controles de calidad desde que se empieza a producir un jamón hasta que llega a tu paladar.

El buen jamón ibérico se elabora con mimo y paciencia durante años, es una verdadera obra de arte que respetamos y cuidamos para conseguir que llegue a tu casa con todas las propiedades, aromas y el 100% del sabor que caracteriza al jamón ibérico de cada procedencia.

El secreto para conseguir que el jamón Enrique Tomás llegue a tus manos en perfecto estado simplemente consiste en hacer las cosas bien hechas en todas las fases del ciclo de vida del jamón. Es lo que llamamos el triple control de calidad o triple selección.

En Enrique Tomás trabajamos con el concepto de Garantía Total, que se puede certificar en cada una de nuestras piezas de jamón o paleta gracias al sello que encontrarás en cada una de nuestras piezas enteras tanto de jamón como de paleta.

El sello de Garantía Enrique Tomás te asegura que esa pieza está buena y además te indica que está en su momento perfecto de curación. Esta etiqueta asegura la calidad de nuestro producto y reafirma nuestro compromiso de hacerte llegar un jamón que te haga disfrutar. Nuestras piezas de jamón pasan por tres filtros de calidad así que estamos muy seguros de ella, pero no todos tenemos el mismo gusto, así que si no te gusta te cambiamos el producto. Si pruebas nuestro jamón seguro que repetirás.

 

De forma resumida, las diferentes cribas que pasan nuestros jamones durante las diferentes fases de su producción son:

Selección en Secadero

Cuando en Enrique Tomás compramos el jamón que más adelante se comercializa en nuestras tiendas, miembros de nuestro experto equipo de selección van a los secaderos de las distintas procedencias del mejor jamón (Salamanca, Huelva, Cáceres/Badajoz y Córdoba) y prueban jamón de distintas partidas hasta encontrar las piezas de jamón bien curado y con todo el sabor y la calidad que buscamos. De todas esas piezas seleccionadas confirmamos en ese mismo momento que nos envíen la cantidad de  piezas que necesitemos de ese tipo de jamón a nuestro almacén.

 

Selección en almacén

Una vez el producto en nuestro almacén, el equipo de expertos jamoneros de Enrique Tomas cala uno a uno los distintos jamones para asegurarse de que todos responden al mismo standard de calidad, puesto que por venir de la misma partida no debemos asumir que todos tendrán la misma calidad. Si ellos están satisfechos con el jamón se destinará a la venta. Por el contrario, si el jamón no cumple con las expectativas se devolverá al productor.

 

Selección para cliente

Al recibir un pedido de jamón, nuestro personal vuelve a revisar la pieza para detectar cualquier anomalía. Y seleccionará el jamón que más se adapte a las peticiones de cada cliente.

Y como somos muy conscientes de que no todos tenemos el mismo gusto, si no te gusta el jamón que has comprado en nuestras jamonerías o en nuestra web, te lo cambiamos inmediatamente

 

No localizo un producto en la web

Los productos que están a la venta en nuestra web puedes localizarlos en las secciones correspondientes dentro de la TIENDA ONLINE o buscarlos en el buscador que encontrarás en la parte superior derecha de la página web. Si no lo localizas por ninguna de las 2 vías puedes escribirnos a tiendaonline@enriquetomas.com si prefieres que lo busquemos por ti.

 

Quiero realizar una devolución o reclamación sobre mi pedido

Puedes escribirnos a tiendaonline@enriquetomas.com explicándonos tu caso y nos pondremos en marcha para que la incidencia se resuelva urgentemente.

 

Garantía de devolución

Tienes derecho a devolver productos defectuosos o no conformes a lo que esperabas. Infórmanos lo antes posible (máximo 7 días desde la recepción del producto) acerca del defecto o la no conformidad en el correo tiendaonline@enriquetomas.com.

Desde Enrique Tomás te contactaremos para solucionar tu caso, reemplazaremos el producto por otro de iguales características y asumiremos los gastos de envío, además de los costes directos de la devolución, en un plazo máximo de 7 días desde la recepción por parte de Enrique Tomás del producto motivo de la devolución. En caso que el producto devuelto esté incompleto, o se haya consumido una parte del mismo, Enrique Tomás te facturará lo que se haya consumido antes de realizar la entrega del sustituto. 

 

¿Qué es el jamón?

Un jamón es el resultado de curar en sal la pata trasera de un cerdo. Dependiendo del tipo de cerdo y de su alimentación, los meses de curación varían sustancialmente y también variará su sabor. Debido a la gran cantidad de carne en un mismo jamón encontraremos distintos sabores: la maza es la parte más suave, la contramaza la más sabrosa y a medida que nos acercamos al hueso encontramos más intensidad.

 

¿Qué es la paleta?

Una paleta es el resultado de curar en sal la pata delantera de un cerdo. Su sabor es más intenso que el del jamón porque hay más proporción de carne cerca del hueso que en un jamón. Por ese mismo motivo también necesita menos meses de curación que un jamón.

 

¿Cómo se elabora un jamón o una paleta?

Podemos hablar de 5 fases del proceso de elaboración de un jamón o paleta

1)      Despiece. La carne fresca se va cortando por trozos. Uno de esos trozos son las patas, de las traseras saldrán jamones y de las delanteras, las paletas.

2)      Salazón. Las patas se entierran en sal marina tantos días como kilos tenga la pieza en fresco para favorecer la deshidratación y su perfecta conservación.

3)      Lavado con agua caliente. Se realiza para eliminar la sal. Los jamones y paletas pasan por una especie de “túnel de lavado” que tiene unos cepillos que ayudan a eliminar la sal.

4)      Secado y deshumidificación. Las piezas pasan a secaderos con temperatura controlada donde empiezan a secarse. Esta es la fase más delicada, ya que los jamones y paletas quedan expuestos a posibles infecciones. Hay que controlar la temperatura y el grado de humedad.

5)      Curación en bodega. Los jamones y paletas pasan a bodega donde concluye la última fase. El resultado final dependerá tanto de las características de la materia prima como de la habilidad del fabricante.

 

¿De qué se alimenta el cerdo ibérico?

Los primeros cien Kilos de peso de cualquier cerdo ibérico los consigue de la misma manera que cualquier otro cerdo. Primero amamantándose y posteriormente con pienso vitaminado. Es fundamental una alimentación ordenada para que el animal esté fuerte, musculado y tenga unos huesos resistentes. Aquellos cerdos que están destinados a dar jamones de bellota ibéricos realizan la parte final de su engorde en la montanera. A partir de Noviembre, cuando hace frío en la sierra y la bellota cae de manera natural por estar madura, los mayorales dejan en libertad por la finca a los cerdos que pretenden acabar de engordar de manera natural. Durante un máximo de 4 meses, los cerdos comerán todas las bellotas que puedan encontrar, frutos rojos y mucha hierba. Pasearán mucho y beberán mucha agua. Cuando hayan incrementado un 50% el peso con el que entraron al campo estarán listos para proporcionar los maravillosos jamones de bellota ibéricos.

 

¿Qué es el cerdo ibérico?

En la península ibérica encontramos una raza de cerdos muy especial. La raza ibérica. Tiene infinidad de características que lo diferencian del resto de cerdos, pero hay una fundamental. Infiltra grasa dentro del músculo. Eso es lo que hace que un jamón ibérico tenga esas vetas blancas que lo hacen un producto único.

El grado de pureza de la raza del cerdo depende, naturalmente, de la pureza de sus padres. De tal manera que podemos considerar como cerdo ibérico cualquiera que supere el 50% de pureza. Para ello necesitamos que la madre sea 100% pura. En el caso de un cerdo 100% ibérico, debe tener 100% de pureza genética de la raza ibérica, lo que significa que sus progenitores deben tener también un 100% de pureza racial ibérica, no solo la madre.

 

¿Qué significa la procedencia de un jamón o paleta?

La procedencia es el lugar donde se elabora el jamón o la paleta. Los matices y las características del jamón y de la paleta los encontramos en el proceso de elaboración, por eso en Enrique Tomás somos pioneros en explicar y clasificar los jamones por procedencias para que puedas encontrar el sabor que más se acerca a tus gustos y preferencias.

En Enrique Tomás los clasificamos en las cuatro procedencias más relevantes:

Salamanca: suave y amable (marcado en nuestro catálogo con la letra G). La Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) de esta zona es Guijuelo.

Huelva: fuerte y duradero (marcado en nuestro catálogo con la letra J). La D.O.P. de esta zona es Jabugo.

Cáceres-Badajoz: aromático y explosivo (marcado en nuestro catálogo con la letra E). La D.O.P. de esta zona es Dehesa de Extremadura.

Córdoba: Intenso y sabroso (marcado en nuestro catálogo con la letra P). La D.O.P. de esta zona es Los Pedroches.

La diferencia de sabores en las diferentes procedencias se debe a factores como el clima, la humedad y la metodología autóctona de la zona.

 

¿Qué es el servicio “No te cortes” de Enrique Tomás?

Es el servicio de deshuesar, lonchear y envasar en sobres al vacío una pieza entera de jamón o paleta. Estos 3 procesos los realizamos de forma manual para asegurar el mejor resultado final sin alterar el sabor y el aroma del jamón. Es la mejor manera de degustar nuestro jamón si no sabes o no quieres cortarlo o si vas a tardar más de 21 días en consumir una pata de jamón entera, que es el tiempo máximo recomendable que debe pasar desde que empiezas a cortar un jamón hasta que lo acabas. En el caso de una paleta el tiempo recomendado es de 15 días.  Las ventajas de nuestro servicio “No te cortes” son principalmente la comodidad, la mayor conservación, el máximo aprovechamiento y el ahorro. Ofrecemos este servicio tanto para cortado a máquina (coste del servicio: 18 euros) como para cortado a cuchillo (coste del servicio: 24 euros).

Además de todos los sobres de jamón loncheado, virutas y taquitos que salgan de la pieza que has seleccionado para realizar el servicio de “No te cortes”, también recibirás los huesos de esa pieza para que puedas utilizarlos para hacer un caldo delicioso.

 

¿Cómo puedo saber si mi pedido se ha realizado correctamente?

Recibirás una notificación conforme se ha recibido el pedido correctamente, posteriormente otra indicando que el pedido ya está empezando a prepararse por parte de nuestro equipo logístico y un último aviso informando que el pedido ya ha salido de nuestro almacén hacia la dirección de envío indicada en el pedido.

 

¿Cómo puedo pagar mis pedidos de la web?

Puedes realizar el pago mediante cualquier tarjeta de crédito, débito, puede seleccionar PayPal o también elegir modo de pago por transferencia bancaria.

 

¿Puedo cancelar mi pedido?

A través del e-mail tiendaonline@enriquetomas.com póngase en contacto con nosotros para cancelar su pedido y podremos cancelarlo siempre y cuando no hayamos realizado el envío.

 

¿Cómo se corta un jamón?

Los 4 pasos principales para cortar un jamón son:

1)       Es muy importante antes de empezar a cortar que la pata quede bien falcada para que no se mueva. No solo para que no te cortes, sino para que el corte de cada loncha sea uniforme. Si luego te tiembla el pulso es otra cosa, pero al menos que el jamón no se mueva.

2)      Haz un corte transversal y profundo a la altura del jarrete, a unos 2 cms del codillo. Este corte sirve para quitar mejor la corteza. Se debe realizar con un cuchillo de hoja corta pero recia, no con el cuchillo jamonero, que es de hoja larga y delgada.

3)      Supongamos que empiezas con una paleta y que has colocado la pezuña hacia arriba. Una vez realizado el corte transversal, empezarás por la parte de la maza. Primero tienes que quitar las capas de rancio y la grasa hasta encontrar el jamón, dejando un dedo de grasa a los lados, más o menos. A partir de ahí puedes empezar a cortar lonchas con el cuchillo jamonero. Realiza un corte lo más horizontal posible, con lonchas no muy largas, de unos 3 cm, para que se puedan llevar enteras a la boca. Haz siempre un corte de inicio a fin, empezando en la zona más cercana a la pezuña y terminando en la zona más cercana a ti. De esta forma evitarás la temida “barca”, que sale cuando realizas todos los cortes en una zona muy pequeña del jamón y el resto lo dejas sin cortar. La mano que no tiene el cuchillo se debe situar siempre detrás del mismo para evitar cortarse. Cuando ya eres experto te puedes permitir colocar las manos de otra manera, pero al principio te aconsejo que no te arriesgues.

4)      Cuando llegues al hueso coxal, necesitarás otra herramienta, la puntilla, para despegar el jamón del hueso. Esto facilitará que las lonchas salgan con facilidad. Cuando aparezca totalmente el fémur, será la hora de dar la vuelta al jamón y empezar por la zona de la babilla o contramaza. Lo puedes ver mejor en el siguientes dibujo:

En la babilla el corte no se puede hacer tan en horizontal, sino más bien inclinado. El motivo es seguir la dirección del fémur y no tropezar continuamente con él. Por lo demás, se corta igual, de inicio a fin, empezando en la parte más cercana a la pezuña y terminando en la zona más cercana a ti. Cuando estés cerca del fémur deberás pasar a la tercera zona de corte, la cadera o punta. No seas excesivamente autoexigente con la finura de la loncha, pues es obvio que no te va a salir igual de bien que al tendero. Pero practica un poco cada día y verás como poco a poco te resulta fácil y te salen lonchas más uniformes.

 

Herramientas para cortar un jamón

Necesitas la jamonera, el soporte jamonero. También necesitas el cuchillo jamonero. Este cuchillo es especial y está pensado justo para cortar el jamón en lonchas. Su aspecto diferencial es su hoja: larga, estrecha y flexible para poder cortar con precisión y acomodarse al perfil del jamón.

Idealmente te recomendamos un juego extra de cuchillos que cumplan unas características determinadas. Estos otros cuchillos se pueden sustituir por algunos parecidos.

Para realizar el primer corte, el que nos permite quitar la corteza inicial, es mejor usar un cuchillo de hoja más ancha, pues el corte tiene que ser profundo. No hace falta que sea un cuchillo específico, seguro que en la cocina tienes alguno que te servirá.

La puntilla es un cuchillo de hoja estrecha y corta, acabado en punta para poder insertarlo entre la carne y el hueso y separarlos, ya sea para que las lonchas nos queden bien o para hacer tacos y virutas. No necesariamente tiene que ser un cuchillo para el corte del jamón, pero sí debe tener estas características.

Los tres cuchillos tienen que estar siempre bien afinados, en especial el jamonero, de lo contrario no penetrará bien en la carne y no podrás hacer las lonchas finas y regulares. Por eso necesitas también un afilador, que te recomendamos usar siempre que empieces a cortar.

Por último, si quieres tener el pack completo de accesorios, te irá muy bien contar con unas pinzas para coger cada loncha y depositarla en el plato.