Saltar al contenido
El JAMÓN tiene nombre PROPIO

¿Cuándo dar la vuelta al jamón?

Cortar un jamón no es tan sencillo. Hay que saber cómo colocarlo, disponer de las herramientas necesarias para poder hacerlo correctamente y saber cuándo girarlo para quitarle la carne de la otra zona. Pero, ¿cuándo dar la vuelta al jamón? ¿Cómo sabemos que ha llegado ese momento? ¡En Enrique Tomás te ayudamos! Veamos primero qué herramientas necesitas para poder laminar el ibérico como corresponde:

¿Qué necesito para cortar jamón?

Para cortar el ibérico necesitamos un jamonero y un kit de cuchillos. Este tiene que estar compuesto por:

  • Cuchillo jamonero: es una navaja de 30 centímetros de largo, con hoja afilada y terminada en punta. A la hora de utilizar tu cuchillo tendrás que ir con cuidado porque corta mucho. Coloca la mano siempre por encima de la zona que estás laminando.
  • Puntilla: este cuchillo es bastante más pequeño que el anterior y sirve para pelar y deshuesar, por lo tanto, es el primero y el último que utilizarás. Es indispensable para extraer toda la carne del jamón y, al ser más pequeño que el cuchillo jamonero, es más manejable. Es el que vas a utilizar cuando encuentres el hueso.
  • Broca o chaira: este utensilio es el que vas a necesitar para afilar tus cuchillos. Su hoja es redondeada y para usarlo tienes que sujetarlo con una mano y con la otra mover el cuchillo jamonero o la puntilla, según lo que quieras afilar, de arriba a abajo de la hoja.
Cuchillo jamonero bien afilado

¿Cuándo dar la vuelta al jamón?

Ahora que ya sabes cuáles son las herramientas, empecemos con el jamón. Lo primero que tienes que hacer es colocarlo en el jamonero. Si te has preguntado alguna vez cómo colocar el jamón tenemos algo que decirte: no hay una posición mejor que otra. Tendrás que poner tu pieza con la pezuña hacia arriba o hacia abajo según varios factores, como por ejemplo, el tiempo que estimas que tardarás en terminártela. Si sois muchos y vais a tardar muy poco en comérosla, empezad por la babilla, la parte más curada; si sois pocos, empezad por la maza.

En cuanto la tengas colocada, puedes empezar a cortar láminas. El truco está en dejar que la hoja del cuchillo se insinúe por detrás de cada loncha. Córtalas lo suficientemente gruesas como para que se note su sabor y aroma y lo suficientemente finas como que el aceite se deshaga en cascada en la boca. Cuando llegues al hueso, utiliza la puntilla y, cuando ya no puedas extraer más ibérico, dale la vuelta al jamón. Luego tendrás que empezar de nuevo a cortar pero por la otra zona.

Dicho esto, si por lo que sea te das cuenta que a tu pieza aún le queda carne pero no puedes extraérsela, ¡tráenosla a uno de nuestros establecimientos! Nuestros cortadores son auténticos profesionales y te prepararán las lonchas, virutas y tacos que queden en tu pieza en packs envasados al vacío, ¡no sobrará nada! Y como son al vacío no tienes que abrirlos inmediatamente, ¡puedes esperar hasta 90 días para devorarlos! Ahora que ya sabes cuándo girar el jamón y lo que necesitas para cortarlo, ¿a qué estás esperando? ¿Ya tienes tu pieza? Si es así, ¡pon en práctica tus conocimientos!

Resumen
Loncheado de jamón
Tipo de servicio
Loncheado de jamón
Nombre del proveedor
Enrique Tomás S.L.,
C/ Occitania 45,Badalona,Barcelona-08911,
Telephone No.+34 93 383 84 85
Área
Dpto. de ventas
Descripción
Cortar un jamón no es tan sencillo, ¡averigua cuándo dar la vuelta al jamón y así podrás extraer toda su carne! ¡En Enrique Tomás te contamos el truco!