Envíos Gratis +info

Gastos de envío Envíos Gratis nacionales e internacionales +info
Gastronomia

La mejor receta de guisantes con jamón. Fácil, ligera y sabrosa

¿Te apetece aprender a preparar un plato sencillo de toda la vida, pero con un sabor inigualable? Si es así, estás en el lugar indicado, porque te vamos a explicar nuestra exquisita receta de guisantes con jamón.

Aunque esta legumbre proviene del Oriente Medio, es parte esencial de la comida tradicional española, ya que se suelen comer guisantes congelados o en conserva durante todo el año. Bien es cierto que, en primavera, es todavía más común porque están de temporada.

¿Sabías que se trata de un alimento rico en proteínas, vitaminas, potasio y fibra? Te invitamos a que pruebes esta receta que te proponemos en Enrique Tomás y aprendas a incluir el jamón en preparaciones nutritivas, saludables y beneficiosas para tu organismo.

La tendrás lista en un abrir y cerrar de ojos. ¡Empecemos!

¿Qué jamón elegir: serrano o ibérico?

No hay nada mejor que las virutas de jamón ibérico, jamón duro o trocitos de paleta para darle un sabor único a esta receta de guisantes. Sin embargo, sois muchos los que nos preguntáis: “¿se puede utilizar jamón serrano?”

¡Por supuesto que sí! La elección entre jamón serrano y jamón ibérico dependerá del sabor que quieras darle a tu plato de guisantes salteados, ya que ambos productos, a pesar de ser jamones curados, no son lo mismo.

La principal diferencia es que se obtienen de animales distintos. Mientras que el jamón serrano proviene de cerdos blancos de las razas Duroc, Pietrain y Large White, entre otros, el jamón ibérico procede de los cerdos ibéricos, una raza que sólo puede ser criada en España o Portugal debido a las condiciones climatológicas que demanda su crianza.

¿A qué se debe la diferencia de sabor entre ambos productos? A que el proceso de alimentación, ejercicio y curación es totalmente distinto en ambos casos. Además, en la raza ibérica, la grasa se infiltra en el músculo del animal, lo que produce una carne veteada de color rojo intenso, más brillante, jugosa y rica en matices.

Receta de guisantes frescos con jamón

receta de guisantes con jamon y huevo

Una vez seleccionado el jamón a utilizar, solo nos queda ponernos manos a la obra. ¿Quieres cocinar un plato de lujo durante la primavera? Aquí te dejamos esta receta de guisantes frescos con jamón. Verás que es tan fácil de hacer que no necesitarás tener experiencia en la cocina. ¡Te lo aseguramos!

Además, si no dispones de guisantes frescos, no tienes por qué preocuparte, ya que con guisantes congelados o en conserva también quedan deliciosos.

Ingredientes

  • 500 gr de guisantes frescos pelados o congelados
  • 4 tazas de agua
  • 150 gr de jamón ibérico o serrano
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación

1. Para comenzar, debes colocar el agua en una cazuela, agregar la sal y llevarla al fuego. Una vez que rompa a hervir, incorpora los guisantes, cocínalos hasta que queden al dente y escúrrelos. Acuérdate también de reservar el caldo de cocción.

2. Mientras los guisantes se cuecen, pica la cebolla y el diente de ajo en cuadritos. Luego corta el jamón en tacos.

3. Vierte el aceite en una cazuela o en una sartén grande y, cuando se caliente, incorpora la cebolla y el ajo.

4. Saltéalos durante un par de minutos y, cuando el ajo comience a dorarse, agrega el jamón troceado para que se fría un poco y desprenda el sabor que estamos buscando.

5. A continuación, incorpora la harina al sofrito y, una vez que se disuelva, agrega los guisantes.

6. Cuando todo esté integrado, vierte medio vaso del caldo de cocción que has reservado y cocínalo durante tres minutos. Antes de apartar del fuego, échale sal al gusto y sírvelo caliente.

7. Por último, si vas a utilizar guisantes en conserva, no necesitas cocerlos. Tan sólo tienes que escurrirlos bien y saltearlos junto con la cebolla, el ajo y el jamón durante 5 minutos.

¿Y si le añades un huevo?

Una forma de variar este acompañante y convertirlo en una comida mucho más proteica, es añadiendo un huevo escalfado o frito después de servirlo.

La receta de guisantes con jamón y huevo duro, también es muy sabrosa y tiene dos formas de prepararla. La primera es agregando los huevos duros troceados al sofrito de los guisantes salteados con jamón, y la otra es cortando los huevos en láminas para decorar el plato.

¿Cuál es el secreto de esta receta?

Si quieres que esta receta se convierta en un plato de 10, debes tener muy presente la calidad de los ingredientes que vas a utilizar y, en Enrique Tomás, cuando se trata de embutidos, jamones y paletas, ¡ofrecemos sólo lo mejor!

Compra ahora un jamón o paleta loncheado al mejor precio en nuestra tienda online y verás cómo esta receta de guisantes con jamón, nunca te defraudará. ¡Que aproveche!

 

Resumen
Loncheado de jamón
Tipo de servicio
Loncheado de jamón
Nombre del proveedor
Enrique Tomás S.L.,
C/ Occitania 45,Badalona,Barcelona-08911,
Telephone No.+34 93 383 84 85
Área
Dpto de ventas
Descripción
Descubre la receta de guisantes con jamón que te ofrecemos en Enrique Tomás.

Comentarios

Deja un comentario

Tu email no se publicará.
  • *
  • *
  • *
¡Enterate de todo!
Inscríbete al newsletter

Para estar a la última sobre nuestras nuevas tiendas, productos recomendados, promociones y eventos.