Cavas

Cavas

En Enrique Tomás defendemos que el cava y los vinos espumosos son el mejor acompañante del jamón ibérico por excelencia, el sabor, la frescura y las burbujas del cava consiguen limpiar el paladar después de haber comido un trozo de jamón. Este es el llamado “maridaje por contraste”.

A continuación nuestra mostramos una variedad de cavas y champagnes, con la intención de cubrir las demandas más habituales de nuestros clientes.

  • Cava Juvé y Camps reserva familia

    Es un Brut Nature con una crianza larga de 36 meses de fermentación en botella. Su buqué está compuesto por una gran variedad de aromas afrutados y un gusto suave, elegante y seco. Variedades de uva: Parellada, Macabeo, Xarel.lo y Chardonnay. Contenido: 75cl.

    12,48 €
  • Cava Juvé y Camps cinta púrpura

    Es un Brut con una crianza de 24 meses de fermentación en botella. Su buqué es elegante y agradable al paladar. Variedades de uva: Parellada, Macabeo y Xarel.lo.Contenido: 75cl. Conservar en un lugar fresco y seco.

    8,72 €
  • Cava Perelada brut reserva

    Es un Brut con una crianza de 15 meses fermentando en botella. Su buqué es redondo y equilibrado. Variedades de uva: Parellada, Macabeo y Xarel.lo. Contenido: 75cl. Conservar en un lugar fresco y seco.

    4,55 €

En Enrique Tomás somos partidarios de renovar nuestra gama de vinos, cavas y champagnes cada 2 años, creemos que hay infinidad de buenos vinos en el mundo y nuestra clientela se merece ir probando nuestra selección en cada momento.

MARIDAJE 

Existen 2 tipos de maridaje: “Maridaje de acompañamiento” y “maridaje por contraste”.

Maridaje de acompañamiento:

Este maridaje se basa en conseguir que el sabor del jamón, embutidos o quesos (lo que queramos maridar) se fusione con el sabor del vino siendo agradable comer y beber conjuntamente ambos productos.

Por norma general este maridaje lo podemos conseguir con vinos tintos (no todos) y algunos vinos blancos.

Maridaje por contraste:

Este maridaje se basa en el contraste de sabores, conseguir que después de comer el producto elegido, al beber consigamos limpiar el paladar por completo disfrutando por separado del sabor de lo que estemos comiendo y el sabor de nuestra bebida elegida. Nunca creando conflicto de sabores en el paladar.

Por norma general este maridaje lo encontraremos con vinos blancossecos”, cavas y espumosos.