Paleta Gran Reserva

Formato

En Enrique Tomás, como maestros jamoneros que somos, conocemos al detalle las características de todos nuestros productos y por eso sabemos que el sabor de cualquier paleta Gran Reserva es suave y salado a la vez, con escasos matices, pero que resulta delicioso y muy apetecible para paladares habituados a gustos y texturas delicadas.

La paleta Gran Reserva se obtiene de las patas delanteras de cerdos blancos de raza Duroc, Landrace o Large White, entre otras; unos cerdos de mayor tamaño que los ibéricos, con patas más gruesas, menos estilizadas y pezuñas normalmente blancas, aunque esto no siempre tiene que ser así.

Los cerdos de los que se obtienen estas paletas han sido criados en granjas y alimentados a base de pienso natural, cereales y hierba, lo cual explica su sabor tan fino. El proceso de curación de este producto es de quince meses y sigue las mismas pautas que cualquier otra paleta o jamón. En Enrique Tomás contamos con paletas de la mejor calidad que, además de ofrecerlas enteras, también las tenemos loncheadas o deshuesadas. ¡Queremos darte todo lo que buscas!

Proceso de curación de la paleta Gran Reserva

La paleta Gran Reserva tiene un proceso de curación de aproximadamente quince meses y es más largo que el de la mayoría de procesos de curación de paletas serranas que encontrarás en el mercado. Esto es así porque nuestros productores o cocineros, como nos gusta llamarles en Enrique Tomás, dedican a cada pieza el tiempo exacto para conseguir que su sabor sea justo el que buscamos.

Las paletillas de jamones no ibéricos son ideales para consumo diario, pues su aroma es suave y su precio asequible para todos los bolsillos, por lo que no tendrás que esperar a una ocasión especial para darte un capricho.

La relación calidad precio es insuperable y su sabor no tiene nada que ver con el gusto del resto de paletillas que podrás encontrar en otros establecimientos. Una vez pruebas nuestra paleta Gran Reserva la incluirás en tu dieta día sí, día también.

Cómo adquirir la paleta Gran Reserva

En Enrique Tomás tenemos las paletas enteras pero también loncheadas o deshuesadas, ¿por qué? Muy sencillo. No es lo mismo comprar una paleta para compartir con familiares y amigos que para una comida o cena de una familia pequeña.

Nuestros packs de paleta loncheada son de 80 gramos y están cortados a mano por nuestros maestros jamoneros. Esta opción es ideal para degustar justo en el día en el que se compra pero, si eres de los que prefiere cortarlas tú mismo, no te preocupes. También tenemos para ti las paletas enteras. Como ves, ¡no nos falta de nada!